Personalmente toda la vida he usado el jabón en barra Dove a diario. Es que es verdad que en invierno me da un poco de lata encremarme todos los días (el frío es el gran culpable de esa lata) y Dove logra mantenerme hidratada a pesar de ello. De ahí viene mi fanatismo. Hasta hoy es mi opción día a día, pero la nueva función de este jabón, lo transforma realmente en mi mejor amigo.

Para las que vivimos en ciudad – y bueno, las que no también – sabemos sobre la necesidad de limpiar en la mañana y en la noche nuestro rostro. ¿Han notado que al limpiar nuestro rostro por la noche, el algodón termina negro? Bueno, eso es una mezcla tanto de agentes externos como el smog, como los internos, nuestra propia grasitud y si a esto le agregamos maquillaje, no se hable más del tema… ¡Debemos limpiarlo! (Muy importante sobre todo para las que tenemos tendencia al acné… He experimentado y mi rostro se mantiene mucho mejor cuando lo lavo todas las noches)

 

Por mi parte no soy mucho de maquillarme todos los días, en la mañana una vez a la semana me exfolio el rostro y luego siempre crema. Lo que no me puede faltar nunca es la limpieza de noche y como no necesito desmaquillante solo agua con jabón en barra Dove. Lo mejor de esto es que es libre de preservantes y no comedogénico, lo que permite mantener la piel luminosa, fresca y visiblemente saludable, o sea, ¡como más nos gusta!

 

De esta manera transformamos nuestra limpieza diaria en #RutinaDeBelleza. Yo ya lo probé y no lo dejo por nada.

Written By

Maca

Diseñorita, adicta a las redes sociales.